Tras las cinco claves esenciales a la hora de reformar la cocina y los trucos para sacarle el máximo partido, llega esta entrada: los tips para almacenar sus utensilios a la vista de una forma bonita. En su día, ya traje al blog una colección inspiradora de ejemplos, pero hoy comparto con vosotros algunos truquillos y consejos que os ayudarán a que -si os gusta esta opción decorativa- todos vuestros cacharros de cocina luzcan estilosos a la vista. Es una alternativa que puede resultar muy atractiva, pero que -siendo sinceros- también requiere de más trabajo y mantenimiento. ¿Las claves?… ¡Tomad nota!

Tips cacharros a la vista en la cocina 06

Tips cacharros a la vista en la cocina 04

Open shelf organization

1- Saca y selecciona. Desempolva todo el material (vajillas, cristalerías, tazas, cacerolas…) que ya tengas de cocina, sincérate conmigo mismo y ¡selecciona! Quédate sólo con las piezas más bonitas e interesantes para mostrar en las estanterías abiertas. Y ya que te pones, las que te hayan dejado de valer o de ser útiles, tíralas, véndelas o regálalas. ¡Haz limpia!


2- Cuanto más, mucho mejor. En este caso, mejor aplicar la célebre frase del arquitecto Mies van der Rohe “menos es más”, justo al revés. “Más es más”. No escatimes a la hora de hacer conjuntos de objetos y piezas. Crea mini-bodegones por colores, texturas… Amontona creando pequeños conjuntos con diferentes alturas. El resultado visual será muy atractivo.


3- Todo tiene su sitio. Ser ordenado, aquí, es esencial. Antes de decidir qué pieza va en dónde, haz pruebas. Muévelas de su lugar y compara… Sólo así darás con el sitio exacto para cada pieza y conjunto. Si te ayuda, no dudes en sacar alguna foto de las piezas cuando las tengas colocadas. Muchas veces, a través de ellas, se perciben con mayor claridad las posibilidades de mejora.


4- Almacena los alimentos fuera de sus paquetes. Este es uno de los aspectos más útiles de todos y que más realzarán las posibilidades estéticas de tu cocina. Saca de sus cajas y embalajes alimentos como cereales, legumbres, azúcar, sal, café… y viértelos en otro tipo de contenedores: tarros de cristal, latas, botes decorativos… ¡Hay mil opciones!


5- Cestas y cajas, ¡el auxilio perfecto! Y, aún siendo normalmente disciplinado con todos los pasos anteriores, siempre habrá un momento en que -por falta de tiempo o ganas- ¡no los cumplas! Cuando esto te pase recurre siempre a cestos o cajas grandes que puedes colocar en las zonas más altas o más bajas de las estanterías y esconde en ellos lo que no quieres que se vea hasta el momento en que puedas volver a organizarlo.

Tips cacharros a la vista en la cocina 03

Tips cacharros a la vista en la cocina 01

¡Espero que estos cinco consejos os hayan resultado útiles! ¿Los aplicaríais en casa?

Leave a Comment

Error: Please check your entries!