Loa faroles o farolillos se están poniendo cada vez más de moda. Lucen estupendos en casa y ahora también en estas fechas de verano (al menos aquí, en España) en espacios exteriores…  

Los hay de todos los tipos, formas y estilos. Son muy económicos y también sencillos de personalizar o hacer. Por ejemplo con papel decorado o incluso con simples tarritos de cristal…

Colocados estratégicamente convierten un espacio en acogedor y cálido y le proporcionan un aire desenfadado y muy romántico. Como el que inspira todo aquello que nos hace recordar tiempos pasados. Tiempos, en los que sólo había velas para iluminar y en los que las salas y los espacios se dibujaban misteriosos entre penumbras…

 

 

Todas estas sensaciones evocadoras se pueden conseguir con unos simples farolillos bien colocados. De hecho, ahora se utilizan mucho para todo tipo de eventos y fiestas. Y no sólo infantiles como se suele pensar. También, por ejemplo, para bodas a la última…

Si en lugar de hacerlos os decantáis por los faroles de madera o de forja, recomiendo que echéis un vistazo a Maison du Monde. ¡Os gustarán!

2 Comments

  • 19 julio, 2012 Responder

    Judith

    Casi lloro con la belleza de las imágenes!!! Gran post… Enorme!!! Un abrazo!!

    • 19 julio, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Muchas gracias Judith!!! Un fuerte abrazo!!

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!