Estilo kitsch, es el tuyo?

El kitsch es, sin duda, el estilo opuesto al minimal. Su lema es el de la exageración, la estridencia, lo llamativo… De hecho, el término nace para definir el estilo pretencioso y se refiere, también, a las caricaturas muy llamativas y que son llevadas hasta el extremo. Con este…

El arte de repetir y acumular

Las repeticiones de objetos resultan atractivas a simple vista. Con ellas se crean puntos focales interesantes; zonas dónde mirar y recrearnos la vista…. y más todavía, si esas piezas repetidas o acumuladas (siempre con cierta moderación, por supuesto) forman parte de un conjunto y una composición organizada. Este suele…

Vuelven las baldosas tipo metro

Este tipo de baldosas vivieron su auge a comienzos del siglo XX (se podían y pueden ver en gran parte de las estaciones de metro de las grandes ciudades del mundo), más tarde quedaron relegadas por ser precisamente típicas de los suburbanos y… ahora… ¡vuelven a estar de moda!…

¡Siéntese, señorita!

Silla Fanett-Mademoiselle, así se llama esta magnífica pieza (en su variedad de versiones) de origen escandinavo. Fue ideada y pensada en 1957 por uno de los grandes diseñadores y maestros del estilo nórdico: el finlandés Ilmari Tapiovaara…

Sólo para ellas

Bien podemos definir así el post de hoy porque la pieza que os traigo, el tocador, es una de las que mejor refleja la historia de la mujer y también la evolución de la sociedad durante los últimos siglos. Es un mueble que nos evoca otra época, que no…

¡En un dominante rojo!

Así es este color: el que domina en un conjunto sobre cualquier otro. Jamás se subordina. Es el tono de las emociones, del ardor, de la pasión y de la fuerza vital. Decorar en rojo es decorar con valentía, aunque si nos descuidamos puede llegar a ser enervante con…

¡En un poliédrico y desahogado verde!

Este es, por excelencia, el color de la naturaleza. El tono más relajante de la paleta cromática. Una habitación en la que predomina el verde garantiza un ambiente desahogado, apaciguador y sosegado donde las maderas y los matices vivos que añadamos destacarán sin provocar demasiado contraste. Pero, eso sí,…

¡En un presumido rosa!

Este color, el rosa en todas sus variantes y graduaciones, es luminoso, fresco, juvenil y, sobre todo, muy muy romántico. Transmite relax emocional y emociones suaves, amables y profundas…

En un sosegado color tierra

Los tonos naturales, como los beige, los marrones, los terracota, los pardos, los ladrillo o los castaños proporcionan, sobre todo, una sensación de calidez y tranquilidad. Nos acercan a la naturaleza y, como la madera, nos evocan un mundo sano, confortable y sin sobresaltos. Éstas tonalidades son perfectas para…