Sábanas de lino, tonalidades tranquilas y neutras, un buen chorro de luz natural, paredes del todo despejadas y pocas piezas pero ricas en texturas. Estas son las claves del estilo nórdico y alma slow de este dormitorio que demuestra que, con poco, se puede conseguir mucho. Lo que más me gusta de esta estancia es el aparador colocado a los pies de la cama, el espejo vintage colgado sobre la misma y, en general, los detalles “imperfectos” que no se han pretendido ocultar, véase los enchufes o alguno de los detalles de la pared o el radiador.

Dormitorio 01

Dormitorio 03

Dormitorio 04

Dormitorio 05

Dormitorio 06

Y vosotros, ¿le encontráis el mismo alma a este espacio? (Vía)

3 Comments

  • 17 marzo, 2016 Responder

    Sukhi.es

    El estilo nórdico es precioso pero a veces el gris me resulta un poco triste, por eso, le sustituiría el gris por más tonalidades de blanco. Sin embargo, el dormitorio muy bonito igualmente.

    Feliz día 🙂

  • 18 marzo, 2016 Responder

    Littlefew

    ¡Qué bonito es! aunque por más que lo veo en todos los sitios (y en muchos queda muy bien)… no termino de ver eso de la silla como mesita de noche jajaja… seguro que yo me liaría a colgar cosas y ropa en el respaldo y al final sería el caos absoluto!!! 😉

    Un besito y feliz finde!
    Laura

  • 21 marzo, 2016 Responder

    La Fábrica de la Decoración

    Preciosa habitación y lo mejor es que se ve ¡tan real!. Muchas personas en sus casas no podrán tapar todos los enchufes, bien porque si pone un mueble delante le impide el paso o no dispone de espacio para ello. No tienen dos mesillas porque no le caben y pone una silla como tal… Así que quizás no son detalles “imperfectos” si no, “detalles reales” 🙂

Leave a Comment

Error: Please check your entries!