Este es uno de esos hogares que, nada más verlo, te recargan las pilas. Será por sus toques de color, por sus muchas texturas o por la cantidad de estímulos y detalles con los que cuenta. O quizás porque, en cierto grado, apuesta por el riesgo y dice un gran NO al aburrimiento. Sea como sea, me parece un ejemplo de decoración personal y única. Es cierto que no gustará a todo el mundo, pero lo que resulta indudable es que como esta casa habrá pocas. Bajo las premisas de un estilo bohemio, presenta toques y piezas más glam, mezclados con otros midcentury. El resultado, pues ya lo veis: vibrante como él solo.

¿Qué os parece? ¿Os gusta? (Via)

P.D. Otro hogar bohemio y chic como pocos.

2 Comments

  • 11 febrero, 2019 Responder

    Maite Sarratea – Interiorismo

    Ayyy si es que yo debo ser una bohemia de la vida…jeje. Me gusta muchísimo. Sobretodo el salón. Todo excepto las lamparas que para mi gusto son demasiado exageradas. Las habitaciones son chulas pero creo que acabaría saturandome el color salmón que se intuye en una de las habitaciones.

    Pero super chulo en general. Muy divertido 😀

    • 14 febrero, 2019 Responder

      Bea Atienza

      El conjunto muy divertido al final, sí. Aunque siempre haya esos pequeños detalles que uno, personalmente, no pondría o cambiaría, ¿Verdad?.
      Un abrazo Maite.

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!