Ya sabéis que, de vez en cuando, dedico algún post del blog a temas de organización y limpieza en casa. El último fueron unos cuantos consejos para organizar la despensa. Los botes de la ducha también tuvieron su huequito hace no mucho y, en su momento, hasta os confesé cómo organizo yo mi armario y cuáles son las señales de mi casa cuando nos pide socorro por falta de orden. Me parecen todos temas importantes porque, al fin y al cabo, tener una casa feliz también pasar por que ésta esté limpia y ordenada. Saludable, en definitiva. Y a esto nos ayudan (y mucho) esas pequeñas grandes ideas que nos muestran las mil maneras posibles de clasificar, almacenar, organizar… con objetos y utensilios totalmente cotidianos y que no siempre tenemos por qué utilizar para lo que se han diseñado. Ejemplo: este. Cómo podemos usar los típicos y baratos revisteros para crear diferentes compartimentos de almacenaje en distintas estancias de la casa.

Las principales ideas y fotos de hoy (las dos primeras de cada estancia que os comento, para ser exactos) las he sacado de un blog dedicado a estas cuestiones que sigo regularmente y que os recomiendo: I heart organizing. Jen, la blogger que se esconde detrás, hace un montón de propuestas como estas, low cost y sencillas de aplicar. Yo, cuando busco inspiración y formas originales de tener lista y radiante mi casa acudo a ella para ver qué nos cuenta. Y esto último de almacenar en revisteros me ha parecido una idea top. He indagado un poquito más, he hecho mi propia selección de ellos, y aquí os resumo las ideas que más me convencen.

En la cocina

Como clasificador de alimentos en la nevera.
Para guardar bolsas de congelados, papel de aluminio y film transparente.
A modo de contenedores de patatas, cebollas y ajos.
Como organizadores de tapas de tuppers, sartenes, etc.

En el baño

Como clasificador de toallas.
Para colocar el secador y la plancha del pelo.
Para guardar botes, cepillos y otros utensilios de cosmética.

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

En la oficina

Como organizador DIY para el escritorio.
Para clasificar los elementos de papelería.
Como cajonera para la mesa de estudio.
Como archivador DIY de documentos.
Para organizar el diferente material de oficina.

¿Qué os parecen las ideas? ¿Añadiríais alguna más?

2 Comments

  • 20 enero, 2018 Responder

    enmanuel

    Guaooo!! es genial… .. no se me habria ocurrido. un saludo.

    • 20 enero, 2018 Responder

      Bea Atienza

      Pues ahí queda la idea. 😉 De objetos cotidianos se puede sacar mucho provecho, ¿verdad?
      Un abrazo.

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!