Hay una tendencia en decoración y diseño de baños que me trae loca últimamente. Me encanta cómo queda y, encima, resulta que es una de las opciones más económicas que puede haber para el revestimiento de sus paramentos. Os hablo de las baldosas cuadradas para el alicatado. El formato más generalizado suele ser de 10x10cm, pero en el mercado las hay más grandes y más pequeñas, por supuesto.

Revestir las paredes de esta estancia (por pequeño o grande que sea el baño) con este tipo de formato de azulejo es crear un efecto de lo más impactante y llamativo. A mi me recuerda a los típicos blocs de notas con cuadrículas de toda la vida o, también, a los crucigramas, ¿a vosotros no? El resultado me parece súper chulo y divertido y ¡hasta desconcertante en algunos casos! Y con él se cera una base relativamente sobria (o llamativa, si también lo queremos, ya veréis en las fotos de más abajo) sobre la que ubicar mobiliario o sanitarios de prácticamente cualquier estilo.

Elegir este tipo de baldosas para alicatar el baño -ya sea de suelo a techo, a media altura o casi hasta arriba, pero sin llegar- es jugar con la percepción óptica y la imaginación, porque, además, cambiando pequeñas cosas (como el color de la lechada para las juntas o el de las baldosas en sí mismo) podemos obtener variedad de resultados. Mirad…

Baldosa blanca + juntas negras


Esta es la opción más repetida y frecuente de encontrar. Y con la que el efecto “bloc de notas” más se aprecia.

Baldosa blanca + juntas blancas o grises


De esta manera, tenemos un efecto similar al de arriba, solo que mucho más suavizado. Menos llamativo y más discreto.

Baldosa blanca + juntas negras + una pared de color


Esta opción me parece súper cañera y el resultado muy creativo. Combinando estas baldosas con lechada negra y una pared lisa pintada de un color potente y fuerte, conseguimos un baño o aseo de diseño con elementos de lo más sencillo y a muy bajo coste.

Baldosa blanca + juntas de color flúor


Esta otra posibilidad me parece divertidísima. Acierto total si, por ejemplo, estamos diseñando un baño infantil o juvenil. Yo veo esta opción claramente para los baños de un colegio, ¿vosotros no?

Baldosa de color + juntas negras o blancas


Y, por última, esta opción que puede causar dos efectos contrarios: uno muy llamativo, si el color que elegimos para la baldosa también lo es; u otro totalmente tranquilo y relajarte si nos decantamos por un color suave y pastel para el azulejo. En ambos casos, esos sí, sigue siendo una posibilidad bonita y diferente para el baño.

¿Qué os parece esta tendencia en decoración y diseño de baños? ¿No es una pasada?

P.D. Ideas para baños pequeños.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!