No podía titular este post de otra manera. Si tengo que definir esta vivienda por alguno de sus elementos, sin duda, lo hago por eso: por su suelo rojo de madera. Algo arriesgado para algunos (diréis) pero que, como vais a comprobar, si se combina con sentido y mucho gusto puede ser así de acertado. ¿Quienes están detrás de toda esta fantástica elección?… Pues claro, cómo no, un arquitecto y una diseñadora industrial de Holanda. La casa, que para darnos más envidia aún está al lado de la playa, se ha decorado con piezas y materiales en su mayoría reciclados y de colecciones que sus dos propietarios han ido coleccionando o conservando a lo largo de los años. El resultado: una vivienda familiar y única que te descubre un mundo de sensaciones en cada una sus estancias.

Casa de suelos rojos 02

Casa de suelos rojos 03

Casa de suelos rojos 04

Casa de suelos rojos 05

Casa de suelos rojos 06

Casa de suelos rojos 07

Casa de suelos rojos 08

Las fotos de la vivienda corren a cargo de Jansje Klazinga y el estilismo al de Holly Marder. A mi, además del suelo, lo que más me gusta de ella son las puertas correderas de acceso al comedor. ¿Y a vosotros? ¿Qué es lo que más os ha gustado?

P.D. Otra de esas viviendas decoradas con el corazón.

4 Comments

  • 5 junio, 2015 Responder

    Friso Decoración

    ¡Qué suelos tan atrevidos! Y por ello, únicos ;). La única desventaja/duda que siempre me topo en los clientes para estos colores tan vivos es si no se cansarán de ellos. Todo está en acertar en el color, los tonos y las texturas… pero pocos son lo que se arriesgan a dar este aire tan personal.

    Me encanta el rinconcito de lectura con ese eclecticismo entre objetos orientales, toques modernos y la sucesión aparentemente asimétrica de las baldas.

    ¡Feliz fin de semana!

    • 9 junio, 2015 Responder

      Bea Atienza

      Totalmente de acuerdo! No es nada sencillo encontrar a quien se atreva con ese tipo de soluciones. También es cierto, que es mucho más fácil cuando no se trata de la primera vivienda, no?
      Feliz semana!

  • 8 junio, 2015 Responder

    Canela y Naranja

    Pues sí que son osados… Y sí, me gustan porque resultan diferentes, pero no sé, ese “calorcito” de la madera al natural creo que me gusta mucho más, aunque pierda el elemento sorpresa.

    • 9 junio, 2015 Responder

      Bea Atienza

      Al final todo es cuestión de gustos y de lo que nos haga sentirnos más “nosotros” estando en casa. No se si a mi me hubiese salido de forma natural instalar un suelo de ese tipo, pero desde luego… ahora visto… me chifla!

Leave a Comment

Error: Please check your entries!