Es posible que los hayáis visto en más de una ocasión pero que no les pusierais nombre y apellido. Me refiero a la colección de papeles pintados de pared Calico. Los que se caracterizan por su diseño sinuoso, que nos evoca a sustancias y materiales puros y nobles como el mármol, el  metal, las fibras naturales tejidas y que -en realidad- han nacido bajo la marca hace sólo cuatro años. Eso sí, durante este periodo breve de tiempo las diferentes colecciones de la firma han colonizado una buena parte del mercado y con ellos se han forrado ya miles de paredes y revestimientos de medio mundo. Tanto en proyectos comerciales, como en viviendas. Y claro, como tiene sentido imaginar, los fundadores de la empresa y creadores de cada ejemplar –Nick y Rachel Cope- han expuesto sus preferidos en el que, seguro, es la mejor de sus creaciones: su propio hogar. Mirad qué vivienda y con qué personalidad. Bien diría que desprende la esencia bohemia de los típicos apartamentos neoyorquinos que solemos ver en este distrito con alma alternativa, pero que incorpora un puntito diferenciador y atrevido a través del protagonismo que le han dado a los materiales y revestimientos. Entre ellos, claro, sus propios papeles pintados. Ver, además, como ellos mismos han decidido integrarlos en cada uno de los espacios nos ayuda a comprender el sentido con el que estos han nacido: “dibujar el pasado, el presente y el futuro para crear algo completamente nuevo”.

¿Conocíais estos papeles pintados? ¿Y os gusta el hogar de sus creadores? (Via)

Leave a Comment

Error: Please check your entries!