Ya desde hace siglos, este tipo de cortinaje era utilizado en tronos, altares y estancias de los más poderosos. Dotaba de un carácter de lujo, privacidad y distinción al ambiente en el que se colocaba y hacía resaltar la grandeza de quien allí estaba…

El paso del tiempo ha ido mitigando ese carácter del dosel asociado al lujo. Aunque en muchos casos se sigue viendo sobre todo en habitaciones de grandes casas y hogares, su uso se ha democratizado bastante. En espacios mucho más humildes, el dosel también sobrevive y, sea dónde sea, otorga una acogedora sensación allá dónde se coloque…

¡Tanto!… que el dosel se ha convertido en una gran pieza romántica que vela como ninguna otra por nuestros sueños.

8 Comments

  • 13 noviembre, 2012 Responder

    Veronica

    Todos tus post son maravillosos. pero de todos me quedo con este. Me ha encantado.

    • 13 noviembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Muchas gracias! Me alegro! Un beso.

  • 13 noviembre, 2012 Responder

    Sonia

    a mi cada dia me gustan mas 🙂

    • 13 noviembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      A mi también! jeje…

  • 13 noviembre, 2012 Responder

    Eva

    Me encantan, cuánto más sencillos más me gustan. Fantástico post, Bea!!!
    Deco saludos!!!

    • 13 noviembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Muchas gracias Eva!! Un deco beso!

  • 15 noviembre, 2012 Responder

    María Vázquez

    Qué fantástico y evocador. Qué preciosas fotos. Gracias, Bea. Siempre es un placer entrar en tu blog, pero hay días en que una se siente princesa en un castillo viendo estas cosas.

    Un abrazo.

    • 15 noviembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Me alegra que te guste y que disfrutes viéndolo!! gracias a ti, María. Un abrazo!

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!