Pocos retratos pueden decir tanto de rincones tan comunes como éstos. Nunca me deja de sorprender lo mucho de sí que puede dar un escritorio repleto de cosas, una mesa a medio poner o un rincón de nuestra cocina. Son las actividades reales, del día a día… las que esconden (me atrevo a decir casi siempre) una mayor fuerza y potencia para llegar a todos nosotros. Y más, si el objetivo que las capta tienen tanto bagaje como el de la fotógrafa Anna Williams. Aquí tenéis una muestra…

2 Comments

  • 7 agosto, 2012 Responder

    sunsion

    Me encantan las imágenes; sin embargo la últimma te lleva a una tarde de partida de cartas con la merdienda de turno…..puede ser un día de lluvia…

    • 7 agosto, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Totalmente!! Hasta esos días son los que más se disfrutan, verdad?

      Un abrazo!

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!