Cuando hablamos de arquitectura, decoración, diseño, fotografía y, arte en general, esta idea de tener en cuenta los «vacíos» frente a los espacios ocupados adquiere una gran importancia. ¡No os podéis imaginar cuanta! Por «vacío» en estos contextos entendemos aquellas zonas libres de información, de elementos como tal. Es lo que también se denomina como zonas en negativo. Suponen una herramienta potentísima con la que juegan conscientemente creativos y artistas de todo sector y rama. ¿Por qué? Pues porque cuando implementamos estos «vacíos» o zonas en negativo en un espacio o composición ofrecemos dramatismo a la imagen, al conjunto general y, por tanto -por contraste-, dirigimos la vista al punto o elemento que sí contiene información. Es un truco inmejorable para resaltar y potenciar lo que nos interese, dándole relevancia y haciéndolo destacar. Es una manera eficaz de crear puntos focales, acentos visuales de interés.

Además, y esto también se debe tener en cuenta, dar importancia a los espacios vacíos frente a los ocupados es ofrecer aire, liviandad y pureza a la arquitectura, estancia o composición con la que se esté trabajando. Es dejar que un conjunto respire y que, en la zona en la que sí exista información, los colores, formas y texturas se perciban incluso con más claridad y nitidez. El vacío, por oposición, enfatiza el contenido. Son conceptos antagónicos, sí, pero que juntos se convierten en uno de los aliados más útiles y eficaces a la hora de conseguir una percepción visual bella y equilibrada. A la hora de conseguir, en definitiva, estilo. Como muestra de todo esto os dejo algunas escenas del trabajo arquitectónico y de interiorismo de los portugueses Aires  Mateus. Implementan como nadie este concepto del que hablamos. Sus espacios son inspiradores, plácidos, afables y, a pesar de contener tantos vacíos, no pueden tener más relevancia, significado y contenido. ¿No os parece?

¿Conocíais este truco con el que jugar, también, en pro del diseño y el estilismo?

P.D. Otras 3 claves del estilismo relacionadas, en parte, con lo aquí comentado.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Leave a Comment

Error: Please check your entries!