Estar a gusto en una casa puede depender, y mucho, del entorno en el que ésta se sitúa. El emplazamiento, las vistas y todo lo que le rodea puede incrementar o rebajar la sensación de placer que nos proporciona nuestro hogar. Sobre todo en las casa de verano, a las que huimos siempre que podemos para descansar. Por eso hoy, me he tomado la licencia de publicar este post. Imágenes no del interior de mi casa de verano, si no del exterior. Lo que veo desde la ventana y lo primero que piso cuando salgo por la puerta. Si alguien cree que el paraíso no existe, le reto a que mire éstas fotos. Espero que os gusten, yo me siento afortunada…

 

Por si alguien se pregunta dónde está éste lugar: es O Grove, Galicia.

6 Comments

  • 11 septiembre, 2012 Responder

    Ele

    Cuándo me llevas???
    thinkingelena.wordpress.com!!!

    • 11 septiembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Cuando quieras!! Eso está hecho, Ele! Un beso!

  • 11 septiembre, 2012 Responder

    Rosa

    Simplemente preciosas! qué fotos más chulaaaaaaaaaas!!!!!!! me encanta Galicia

    • 12 septiembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Muchas gracias! y no me sorprende que te guste Galicia!! Toda ella es impresionante! ;P

  • 12 septiembre, 2012 Responder

    Titana

    Al mirar las fotos siento en “nortiño” y el olor a mar….ausencia de alergias…y las “estrellitas” en la isla.

    • 13 septiembre, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Es parte de lo que se siente en el paraíso, claro que sí! ;p

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!