Si hay un momento bueno para echársela, ése es ahora. En verano y con tiempo de sobra para descansar y disfrutar. ¡Vivan las hamacas!…

Son originarias de América Central y llevan con nosotros desde hace aproximadamente diez siglos (¡se dice poco!) El nombre proviene de hamack, que es la corteza de la planta de la que se extraía el material para fabricarlas. Con el paso del tiempo, ese material ha ido evolucionando. Hoy en día, las hamacas ya se hacen de nailon o de algodón…

  

Y si tienes la suerte de tener espacio para una dentro de casa… ¡no lo desaproveches!

 

¡Que hoy disfrutéis de una buena siesta! 🙂

4 Comments

  • 23 agosto, 2012 Responder

    Titana

    La siesta es uno de los mayores placeres del día; veinte minutitos y…. ¡renovada!
    ¡Menuda gozada en estas hamacas!
    Otro de mis mayores placeres es ver por las mañanas este bonito e interesante blog.
    Besos.

    • 23 agosto, 2012 Responder

      Bea Atienza

      ;P Muchas muchas gracias Titana. Aunque verlo no siempre sean tan relajado como una siesta!

  • 23 agosto, 2012 Responder

    Sonia

    Soy fan total de este tipo de hamacas, y es que encima son taaaaaaaaaan cómodas… y bonitas, ojala pudiera colocar una dentro de casa, entonces ya sería la bomba!!

    besO!

    http://hayuntrastoenmitrastero.blogspot.com.es/

    • 23 agosto, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Son tan cómodas que una siempre viene bien en cualquier sitio, verdad? Un saludo!

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!