Este sofá que nació en la Gran Bretaña del siglo XIX es, en nuestros días, una pieza de lo más exclusiva y selecta en el mundo del diseño de interiores. Desde entonces, se ha reproducido en cientos de colores, tamaños, materiales y tapizados, pero los tonos más representativos siguen siendo el marrón, el granate y el verde oscuro…

Según algunas teorías, este inmortal sofá fue creado por encargo del cuarto conde de Chesterfild que pidió a un ebanista el diseño de una pieza para que los caballeros de la alta sociedad lo usaran en los clubs de entonces. Su forma y estructura les obligaba a mantener la espalda totalmente recta evitando así movimientos y posturas poco adecuadas para la época.

Se convirtió en aquél momento en una pieza altamente reconocida por sus tradicional tapizado en capitoné y por tener el respaldo y los brazos a la misma altura. A día de hoy sigue siendo toda una joya decorativa que encaja a la perfección en prácticamente cualquier estilo. Para muestra, todas éstas imágenes…

 

¡Confieso que el Chester es una de mis piezas favoritas!

7 Comments

  • 14 enero, 2013 Responder

    María Vázquez

    Mi sofá favorito! Casi me da un síncope viendo tantas fotos y todas tan estupendas.;-)

    Gracias por el post.

    Un abrazo.

    • 14 enero, 2013 Responder

      Bea Atienza

      El sofá es perfecto! Estoy contigo! Me alegra que te haya gustado. Un abrazo.

  • 14 enero, 2013 Responder

    Laura

    Es diseño precioso y muy espacioso. Que ganas de tener uno!!

    • 14 enero, 2013 Responder

      Bea Atienza

      Verdad? jeje… Un beso.

  • 14 enero, 2013 Responder

    Le Concept

    Es una maravilla de sofá! Aporta personalidad en cualquier ambiente que lo pongas! Lo necesitoooooo!

    • 14 enero, 2013 Responder

      Bea Atienza

      Llevas toda la razón. Encaja en cualquier estilo!

  • 16 enero, 2013 Responder

    Laura

    el blanco es preciosooo….bss

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!