Nada más ver esta casa publicada en Domino, y sin pararme a leer en un primer momento, pensé: “apuesto a que esta bonita vivienda está ubicada en alguna de nuestras islas mediterráneas, o -si no- en Grecia o Portugal”. Y mi sorpresa fue, ¡que nada más lejos de la realidad! Aunque, tanto su arquitectura como su decoración estilo ibicenco, se inspiran en estas regiones, ¡la casa se ubica en Texas! Sí, en Estados Unidos. Ahora bien, la clave es esta: su propietaria, la fotógrafa Kate Zimmerman, se ha inspirado para diseñarla en sus muchos viajes por todas estas zonas del planeta, además de por otros países como Méjico y Perú. De un mix de todo ello, nace un espacio completamente relajarte e inspirador, que echa un órdago al blanco y adquiere riqueza con la textura de sus gruesas paredes, los materiales nobles que presenta y las fibras naturales de muebles, textiles y complementos. Un poquito de aire fresco y espíritu veraniego con el que aderezar este día profundo de otoño.

¿Qué os parece? ¿Os gusta la apuesta de introducir un estilo como este en un Estado de EE.UU como este?

P.D. Una rehabilitación en Menorca que, en su día, también me fascinó.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!