Conseguir la armonía en una casa en la que viven varias personas… no siempre es fácil. Sobre todo si son hombre y mujer. Cada hogar tiene que reflejar la personalidad de quienes lo habitan y en ocasiones los gustos distan mucho entre sí. Por eso es necesario alcanzar el equilibrio entre ambos. Hoy, os dejo algunos truquillos para que os resulte más fácil combinar el estilo femenino y el masculino. Ideal si vives en pareja… porque aunar tus gustos con los suyos… también es posible!! Existe un punto intermedio entre estas dos imágenes… y el proceso para encontrarlo puede ser… muy divertido!!

 

Vamos por partes. No hay duda de que éstos pisos los habita una mujer. ¿Qué los hace femeninos?:

 

Colores: claros, luminosos, llamativos, en tonos pastel…

  

Tejidos y materiales: cuantas más texturas ofrezca una habitación, más femenina tenderá a parecer. Tejidos llamativos, divertidos y combinados de formas arriesgadas… junto a materiales cálidos y gustosos (alfombras, mantas, cojines, colchas… como las de plumas o pelo, por ejemplo) y también las superficies reflectantes, como los cristales y espejos.

Formas: normalmente tendemos a asociar las formas redondeadas y suaves con un estilo femenino y más aniñado. Muebles ligeros con acabados delicados y curvas.

  

Detalles: pequeños y sutiles toques muy cuidados, como unas plantas o flores  en lugares adecuados… o la combinación de pequeñas colecciones coordinadas entre sí.

  

  

Y ahora… éstos otros espacios. Los habita, claramente, un hombre. ¿Qué los hace masculinos?:

Colores: tonos más oscuros y neutros (negros, grises…)  combinados en un fondo más claro. Eso sí, sin muchas combinaciones tonales.

Tejidos y materiales: los lisos, neutros y metalizados… Todos los que ofrezcan una apariencia industrial, firme y robusta. Con pocos detalles, más bien sencillos y homogéneos.

Formas: todos aquellos muebles o complementos de lineas rectas. Formas cuadradas, rectangulares… sin muchas sorpresas visuales… ofrecen un aspecto más contundente y masculino.

  

Detalles: cuidar los detalles también es propio de las casas más masculinas. La clave está en que, a primera vista, llamen menos la atención.

Y ahora la fusión… Aunque parezcan premisas opuestas, la mezcla de ambos estilos (el femenino y el masculino) da forma a hogares tan increíbles como éstos. En estos casos no hay duda de que viven él y ella. Encontrar los toques de cada uno, es fácil. Mira…

2 Comments

  • 29 abril, 2012 Responder

    Laura

    Una amiga me recomendó tu blog y me he enganchado!! Muy interesante y las ideas que propones son fantásticas.
    Muchas gracias y muchisima suerte con el trabajo estupendo que haces.

    • 29 abril, 2012 Responder

      Bea Atienza

      Muchísimas gracias Laura!! Con comentarios como el tuyo, seguir con el blog resulta todavía más gratificante. Gracias, de verdad. A tí y a tu amiga… y para cualquier sugerencia ya sabéis dónde estoy!!

      Un fuerte abrazo!

Leave a Comment

Click here to cancel reply

Error: Please check your entries!